11 enero 2007

Los puros de las bodas. ¿Es adecuado regalar drogas?

No solo pretendía normalizarlo quería sublimarlo.

PUROS-40

Hace no muchos años alguien (tabaqueras) puso de moda agasajar a tus invitados en el banquete con un puro y posteriormente con un paquete de cigarrillos rubios de importación a las mujeres.
Puede parecer un regalo como cualquier otro, pero no es así.
De hecho es muy importante porque normaliza una conducta y es más la sublima como si fuera algo deseable.
Los chicos jovenes y niños recibian este mensaje de forma inconsciente, un puro es para los hombres. Las bodas se recuerdan y los reportajes fotograficos nos ayudarán haciendo de memoria imborrable.

Que el novio en el día mas feliz de su vida, te de un "magnifico puro" para que te lo fumes en su convite y con el te regala una vitola para que recuerdes el día, es el mejor activo promo-publicitario que todavia tienen las empresas tabaqueras.
!Le haras un feo al novio no aceptandolo! La presión social empieza a funcionar, de ella saben mucho las tabaqueras.

El actor es el personaje mas importante del dia; el momento es el postre, la guinda que adorna la tarta; la diferenciación por sexo es una concesión al entorno y una presentación de la diversidad de productos tabaquicos adaptados a todos los gustos y el tipo de productos caros una definición de sofisticación y clase.
El entorno es un día historico.
Y al puro se le adjunta una etiqueta en forma de vitola personalizada, a los paquetitos de cigarrillos para las mujeres se les envasa especialmente para el evento y que queden personalizados.

¿Qué más se puede hacer?
Podemos inventarnos el coleccionismo de vitolas, que aunque no tengan consideración como los sellos y las monedas nosotros se la damos y ya está, aprovechando que se venden en el mismo local, el estanco, parece que son oficiales.

En el fondo el debate es otro:
¿Es adecuado regalar drogas?

1 comentario:

Manuel dijo...

Hola Ricardo.
Gracias por la visita y el comentario en el blog de la coctelera.

No conocía tu blog. Interesante.

Pasaré por aqui en más de una ocasión.

Saludos cordiales.

Manuel.

 
google-site-verification: google6ee4dd282fada115.html